HOTEL PALACIO DE LA MAGDALENA

por MiRiaM

HOTEL PALACIO DE LA MAGDALENA

El hotel Palacio de la Magdalena está ubicado en el concejo de Soto del Barco, situado en el área central de Asturias, en el margen derecho de la ría del Nalón. Podréis disfrutar de naturaleza y gastronomía a partes iguales. Si decidís alojaros en dicho concejo, una buena opción es en el hotel del que os hablo a continuación.


EL HOTEL

El hotel Palacio de la Magdalena es un antiguo palacio del siglo XVIII reconvertido en un hotel de cuatro estrellas en 2007 en la localidad de Soto del Barco. Solo por disfrutar de cada detalle de dicho palacio, merece la pena su visita. El patio central es una delicia, así como su decoración. Y la tranquilidad que se respira… ¡no se oye ni un ruido! Parecía que fuésemos los únicos huéspedes del palacio. Adosada al mismo hay una capilla, dedicada a María Magdalena.
Cuenta con un pequeño parque infantil y un amplio parking gratuito dentro de la finca, aunque no es cubierto.

VISTA DE LA LÁMPARA DEL PATIO DESDE ABAJO

HOTEL PALACIO DE LA MAGDALENA

PARQUE INFANTIL

 

UBICACIÓN

Está situado en el punto más alto de Soto del Barco, por lo que os podéis imaginar las vistas tan espectaculares que se tienen desde allí de la ría del Nalón y del Castillo.
Soto del Barco se encuentra muy cerquita de Avilés, a unos 12 kms y a 6km del aeropuerto de Asturias. Y las comunicaciones por carretera son muy buenas.

 

HABITACIONES

Las habitaciones siguen la estética del palacio, con la decoración acorde a ello. Esto hace que no encontremos nada “moderno”, incluso hay alfombras (cuidado los que tengáis alergia al polvo porque yo me pasé media noche estornudando). Y la cama era de 1,35cm. Ya se hace escasa acostumbrados a las King size que suele haber en los hoteles.
Por otra parte, la habitación es amplia y luminosa.
El baño es correcto, con bañera, un gran mueble de madera en el lavabo, surtido de amenities, toallas y albornoces.

DETALLE QUE TUVIERON POR SER MI CUMPLEAÑOS

 

DESAYUNO

El desayuno nos pareció un poco escaso para tratarse de un hotel de dichas características, aunque muchos de los productos eran caseros y ricos. Y un salón muy pequeño para el número de habitaciones que hay. Había solo 14 mesas, de las cuales cinco eran de cuatro personas y las demás para dos comensales.

RESTAURANTE

El restaurante para comidas y cenas es pequeñito, tiene 10 mesas. Y su ambientación es muy bonita y a destacar la tranquilidad del sitio, no se oía bullicio como en otros restaurantes.
El camarero muy amable y profesional.
Podréis elegir entre menú o carta.
Nosotros nos decantamos por el menú. El primer día nos gusto tanto la cena que al día siguiente decidimos volver a comer allí. Aunque en honor a la verdad, diremos que nos gustó más el primer día. Un detalle que tuvo el camarero, fue que como el pescado que había en el menú era igual que el del día anterior, me lo cambiaron y me ofrecieron otro pescado. ¡Eso es cuidar al cliente! La comida es muy abundante, no logramos acabar todo. El precio del menú es de 15 euros, bebida incluida.

INTERIOR DEL RESTAURANTE

MENÚ COMIDA

MENÚ CENA

SPA

Uno de los ascensores baja directo al spa, por lo que es muy cómodo. A la entrada está la recepción donde os explicarán el circuito a realizar. Y donde venden gorros y chanclas para aquellos a quienes se les haya olvidado en casa.
El spa está muy bien ambientado, con color terapia e instalaciones en perfecto estado. Además estuvimos solos prácticamente todo el rato; cuando entramos salía una pareja y cuando ya acabamos nosotros entraban otras dos personas así que tranquilidad y relajación absoluta.
El circuito dura hora y media y se compone de tres estancias. La primera es la piscina. En ella encontrareis chorros, cuello de cisne, camas de agua y jacuzzi. Luego pasareis a la segunda zona por un pasillo, donde está el pediluvio, la sauna, duchas de contraste y otro jacuzzi. Y la tercera zona está bajando las escaleras. Es la zona de relajación; varias hamacas calientes con música relajante y color terapia. Allí encontraréis una máquina para tomar agua o tes.
También realizan tratamientos de belleza y masajes.


TIP: Hay un spa para niños, ya que al spa de adultos no dejan entrar a menores de 12 años. Pero es más bien para bebés, pues se trata de una piscina de unos 30 centímetros de profundidad donde hay churros y bolas. Para un niño de 5 a 11 años, lo veo muy aburrido y sin función alguna.

SPA INFANTIL

 

Como nota final, le damos un 4/5 por el edificio histórico que es, su ubicación con bonitas vistas, su spa, la comida de su restaurante y la amabilidad del personal.

Calificación final  

¿Te gustaría alojarte en este hotel? Resérvalo al mejor precio AQUÍ.

NOTA: este post no está patrocinado ni hemos recibido compensación alguna por parte de la empresa. Nuestra opinión es totalmente independiente, basándonos únicamente en nuestra propia experiencia.

0 comentarios
8

También te puede interesar

Déjanos tu Comentario

error: